Photo by Wolf Zimmermann on Unsplash

Para soñar, no necesitas permiso de nadie.

Simplemente necesitas extender tus alas.

Dentro de tu corazón está todo lo que necesitas.

Dentro de tu sangre corre pasión por la vida.

No necesitas ocultar lo que en verdad eres.

Eres tan valiente como tú lo sientas.

No hay oscuridad que te derrumbe.

Has sobrevivido una y mil guerras.

Eres más fuerte que cualquier tormenta.